El PGOU de Arnuero aprobado definitivamente en 2013 y validado por sentencia firme de  los tribunales de justicia, constituye la herramienta más potente para el futuro desarrollo de Arnuero, y en su gestión presente y futura radica buena parte de la configuración humana, ambiental, social y económica del municipio.

La propuesta de ordenación planteada en el PGOU parte de la consideración de los siguientes objetivos generales:

    1. Definir un modelo territorial y urbano adecuado a la situación actual y deseable para el futuro del municipio de Arnuero, proponiendo una clasificación de suelo que garantice un desarrollo equilibrado, coherente, funcional y eficiente, la mejora del tejido urbano existente, así como la preservación de los valores naturales y la biodiversidad de aquellas zonas que por su alto grado de singularidad ambiental deban ser preservadas, asignando los usos considerando la capacidad de acogida del territorio.
    2. Adaptarse a la legislación vigente. Como objetivos secundarios se plantean la necesidad de dotar de un instrumento de planificación eficaz a los diferentes núcleos integradores del municipio para que puedan desarrollar sus crecimientos de una manera ordenada y eficaz, sobre todo en aquéllos en los que se prevén mayores crecimientos o en los que los suelos se estaban agotando.
    3. Ser un Plan fácil de gestionar, que garantice la puesta en carga y urbanización de los ámbitos de desarrollo o reforma interior propuestos por el Plan, y se garantice un importante patrimonio municipal de suelo y una intervención positiva en el mercado de suelo del municipio.
    4. Delimitar zonas de especial protección en función de las características de los suelos del término municipal, atendiendo a la legislación sectorial y al planeamiento de orden territorial, consiguiendo que se minimicen los riesgos y asignando usos en función de la capacidad de acogida del territorio.
    5. Generar nuevos equipamientos públicos, sobre todo espacios de recreo y aparcamientos, que den servicio de forma equilibrada tanto a los nuevos crecimientos como al tejido urbano existente, de manera que se ponga fin a la situación deficitaria actual, y que todos los ámbitos estén integrados y tengan contenido social.
    6. Reformar y revisar la actual estructura viaria, favoreciendo la movilidad y la adecuada conexión entre núcleos.
    7. Crecer a través de espacios residenciales de calidad, preferentemente viviendas unifamiliares y de carácter social para los vecinos.

Principales elementos de consulta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies